lunes, 12 de marzo de 2018

La guarda y custodia compartida

Tras el divorcio, muchos son los clientes que siguen dando por hecho que la custodia se la concederán a la madre, y a pesar de que efectivamente esta era la práctica más habitual en los juzgados, cada vez es algo más extraordinario.

¿Qué aspectos se valoran para conceder la guarda y custodia?

Para conceder la guarda y custodia, tanto en exclusiva como compartida, el juez tendrá que valorar siempre en interés del menor, las circunstancias concretas de cada caso, junto con unos criterios generales, como son: 


- La edad de los menores.
- En general prevalecerá el principio de no separar a los hermanos.
- El derecho de audiencia de los menores dsi estos tienen al menos 12 años, o menos si tuvieran suficiente juicio.
- La relación de los progenitores con el menor.
- La distancia entre los domicilios de los padres.
- el tiempo dedicado a los menores antes de la ruptura de la pareja.
- el entorno que pueden proporcionar los padres.

¿Qué es la custodia compartida?

Es un sistema de crianza igualitario de los menores, en la que ambos progenitores, tras una separación o divorcio, cuidan de sus hijos en las mismas condiciones. 

La guarda y custodia no debe confundirse con la patria potestad, pues ésta última es el conjunto de obligaciones y derechos que ostentan los progenitores sobre sus hijos menores de edad, extinguiéndose cuando cumplen 18 años.
La custodia compartida se introdujo en el año 2005 con la reforma del Código civil, si bien ésta tenía carácter “excepcional” y exigía el cumplimiento de ciertos requisitos que hicieron que fuera minoritaria e incluso inexistente.

No obstante, en el año 2013 nuestro Tribunal Supremo declaró que la custodia compartida era el sistema “normal y deseable”, si bien sigue siendo necesario probar y justificar la conveniencia de dicho sistema

¿Cómo se establece de la guarda y custodia compartida?

Para establecer la guarda y custodia compartida, el juez, y las partes, podrán recabar informe de especialistas debidamente cualificados, que establezcan cuál es el sistema más idóneo para la crianza de los menores. 
La fórmula más común para establecer la guarda y custodia compartida es la semanal, repartiendo las vacaciones por mitad. De esta forma el menor residirá por semanas alternas con sus progenitores. Cada progenitor correrá con los gastos de sus hijos cuando estén en su compañía,  dividiendo por mitad los gastos extraordinarios y aquellos gastos ordinarios fijos. 

 A tener en cuenta…

Solo puede acordarse la guarda y custodia compartida cuando la solicite al menos uno de los progenitores: a pesar de que la guarda y custodia sea el régimen generalizado y deseable, éste debe ser solicitado por alguno de los cónyuges, en caso de que cada progenitor solicite la custodia para sí, no podrá acordarse la guarda y custodia compartida.

La guarda y custodia compartida no exime del abono de una pensión alimenticia: si existe desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges, se establecerá una pensión alimenticia y no podrá estar limitada temporalmente, pues los menores no pueden quedar ante la incertidumbre de que el padre o la madre encuentre trabajo. Muchas personas creen que solicitando la guarda y custodia compartida no tendrán que abonar pensión de alimentos, pero como vemos, esto no es así.

El uso de la vivienda familiar no podrá establecerse a uno solo de los cónyuges de forma exclusiva: el uso de la vivienda es el aspecto que más problemas genera tras el divorcio, y esto hace que muchos progenitores soliciten la guarda y custodia en exclusiva, ya que en la mayoría de casos lleva aparejada el uso de la vivienda familiar. 

En el caso de la custodia compartida  podrá establecerse de forma temporal a uno de los cónyuges, siempre que esté más necesitado de protección, o podrá atribuirse a los menores, y serán los padres quienes dispongan de la vivienda en el tiempo en que ejerzan la custodia. En mi opinión ésta última medida  resulta desaconsejable cuando la relación entre los cónyuges es problemática. 

No procederá la guarda y custodia compartida cuando existe una relación conflictiva entre los progenitores.

¿Tienes dudas para establecer los términos de tu divorcio? Seguro que podemos ayudarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario