lunes, 18 de mayo de 2020

¿Puedo cambiar el uso de un local comercial por el de una vivienda sin el permiso de la comunidad de propietarios?


Ante el gran número de locales comerciales vacíos que se espera por la crisis del COVID-19, muchos propietarios se plantean su cambio de uso por el de vivienda. Y ante esto surgen varias dudas: ¿Es necesario que esta decisión se someta a aprobación de la comunidad? ¿Qué quórum se exige?

En primer lugar debemos conocer que cada edificio cuenta con un título constitutivo que es el documento que describe físicamente el edificio y cada uno de sus inmuebles, (locales y viviendas) los elementos comunes y la cuota de participación que cada finca tiene en los mismos. Este título constitutivo, además puede contener reglas de constitución o los estatutos de la comunidad, que si bien no son obligatorios, son recomendables ya que en él se regulan derechos y obligaciones específicos de los propietarios y normas para regir el funcionamiento de la comunidad.

martes, 12 de mayo de 2020

El Tribunal Supremo vuelve a anular una cláusula suelo en un préstamo concedido a un empresario

El pasado 11 de marzo, el Tribunal Supremo ha confirmado la nulidad de una cláusula suelo inserta en un préstamo hipotecario suscrito por un empresario cuyo destino era la adquisición de una licencia municipal de taxi.

Si bien no es la primera vez que el Tribunal Supremo declara la nulidad de la cláusula suelo incluida en el préstamo hipotecario de un empresario o profesional, en otras ocasiones no se había entrado a valorar tanto el fondo del asunto, sentando de esta forma una base sólida para que éstos puedan solicitar su retirada y reclamar lo abonado de más.

El Juzgado de Primera Instancia estimó la demanda que fue ratificada posteriormente por la Audiencia Provincial, considerando que la entidad no había cumplido con sus obligaciones administrativas de transparencia (no entregó el FIPER: Ficha de información Personalizada) y por tanto, los prestatarios no tuvieron oportunidad de conocer que su préstamo tenía un interés mínimo (suelo) del 6,5%.

martes, 5 de mayo de 2020

Qué medidas de prevención de riesgos deben cumplir los trabajadores en el pequeño comercio y hostelería frente al COVID-19

Medidas de prevención para los trabajadores en establecimientos comerciales 

-No podrán incorporarse al trabajo empleados diagnosticados de COVID-19, con síntomas de COVID-19 o que se encuentren en periodo de cuarentena.
-El titular de la actividad se asegurará de que los empleados cuentan con equipos de protección adecuados al nivel de riesgo y de forma permanente con geles hidroalcóholicos con actividad virucida, o en su caso agua y jabón.

-el uso de mascarilla será obligatorio siempre que no pueda guardarse la distancia de seguridad de 2 metros entre trabajador y cliente o entre los propios trabajadores, ya sea de la propia empresa o de terceras empresas que presten servicios en el local o establecimiento.

lunes, 4 de mayo de 2020

Fase 0 de la desescalada: qué se puede hacer desde el día 4 de mayo

A partir de hoy día 4 de mayo, comienza la fase 0 o fase inicial de la desescalada con la apertura al público de aquellos locales y establecimientos del comercio minorista que deberán cumplir con unas medidas higiénicas adecuadas para la protección de la salud y la seguridad de los ciudadanos y de los trabajadores. 
Además, para todos los ciudadanos que viajen en transporte público será obligatorio el uso de mascarilla. Y para aquellos que utilicen su vehículo privado (de hasta 9 plazas), también será obligatorio el uso de mascarilla, pudiendo desplazarse 2 personas por cada fila de asientos.

Si bien se nos ha informado de que cada fase tendrá una duración de 2 semanas, el BOE publicado en el día de ayer, establece que la vigencia de esta orden ministerial (Orden SND/388/2020) comenzará el día 4 de mayo y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.

jueves, 23 de abril de 2020

El incumplimiento de las restricciones durante el estado de alarma no puede conllevar sanción si no ha existido desobediencia

Así lo ha declarado la Abogacía General del Estado, en un informe emitido el pasado 2 de abril ante las discrepancias jurídicas existente entre diferentes Abogacías del Estado, respecto de la tipificación y competencia administrativa para tramitar los distintos procedimientos sancionadores derivados del  incumplimiento de las limitaciones impuestas durante el estado de alarma.

El Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el que se declaró el estado de alarma, impuso determinadas restricciones a la libertad de circulación de las personas, así como la suspensión de apertura al público de determinados establecimientos.
El propio Real Decreto prevé en su art. 20 que “el incumplimiento  o la resistencia a las órdenes de la autoridad competente en el estado de alarma será sancionado con arreglo a lo dispuesto en las leyes”, y precisamente esta remisión genérica a “las leyes” está generando en la práctica problemas a la hora de tipificar las distintas infracciones denunciadas por los agentes de la autoridad.

jueves, 16 de abril de 2020

Cómo otorgar testamento en caso de epidemia y peligro de muerte.

La situación excepcional en la que nos encontramos ha hecho aflorar modalidades de testamento olvidadas por muchos y probablemente inexistentes para la mayoría de la población, que difícilmente imaginan otorgar testamento sin la intervención de un notario.
Nuestro Código Civil, vigente desde 1889, recogió la figura del testamento en caso de epidemia  en atención a los tiempos de cólera que azotaron el país en el siglo XIX, así como el testamento otorgado ante un inminente peligro de muerte.

Ambas figuras testamentarias, son testamentos abiertos, se otorgan de forma oral, no requieren la intervención de notario y responden a una situación de urgencia o necesidad.

Requisitos

-En caso de epidemia el testamento podrá otorgarse ante 3 testigos mayores de 16 años.
-En caso de peligro inminente de muerte, el testamento podrá otorgarse ante 5 testigos mayores de edad.


martes, 7 de abril de 2020

¿Qué derechos tengo ante la cancelación de mi vuelo por el coronavirus?

Probablemente tenías contratado un viaje durante el estado de alarma, si es así, tu compañía aérea te habrá enviado un correo electrónico cancelando tu vuelo y ofreciéndote un reembolso o cambiar las fechas de tu viaje.
Sin embargo, la práctica habitual de las compañías aéreas está siendo ofrecer al pasajero el reembolso por medio de un “crédito de viaje” o bono, para volar en otras fechas.
En este artículo te explicábamos cuáles son tus derechos en caso retraso, overbooking o cancelación de tu vuelo, sin embargo, debido al coronavirus, nos encontramos ante una situación excepcional frente a la cual debes estar informado para poder tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Qué derechos tengo?

Ante la cancelación de un vuelo, la compañía debe ofrecer al cliente el reembolso, en un plazo de 7 días, del coste íntegro del billete relativo al viaje no efectuado o recolocar al pasajero en otro vuelo alternativo.
El reembolso deberá realizarse en el mismo medio de pago mediante el cual se adquirió el billete, o por medio de un bono siempre que el pasajero lo acepte.


lunes, 6 de abril de 2020

Quién podrá evitar ser desahuciado de su vivienda en alquiler por la crisis del covid-19

El pasado 31 de marzo, el Gobierno aprobó nuevas medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al covid-19, entre ellas las relativas a los procedimientos de desahucio por impago del alquiler.

El Real Decreto 11/2020 de 31 de marzo, aprueba la suspensión de los procedimientos de desahucios de vivienda que estuvieran en tramitación judicial, siempre que el arrendatario acredite en el juzgado que se encuentra en situación de vulnerabilidad social o económica sobrevenida,como consecuencia del covid-19 y que le imposibilite encontrar nueva vivienda para sí y para las personas con las que conviva.

Puedes leer el artículo completo, en el portal de Idealista.

miércoles, 1 de abril de 2020

¿Quién puede solicitar la moratoria en el pago del alquiler?

El Real Decreto 11/2020 de 31 de marzo, en vigor desde el día de hoy, aprueba nuevas medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, entre ellas la moratoria en el pago del alquiler.

Así, en caso de que el arrendatario de una vivienda se encuentre en situación de vulnerabilidad económica podrá solicitar a su arrendador el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta.

Este aplazamiento operará de forma automática cuando los arrendadores sean grandes tenedores y empresas o entidades públicas de vivienda, considerándose gran tenedor a aquel propietario que posea más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2.

lunes, 23 de marzo de 2020

Cómo puedo aplazar el pago de mi hipoteca por el coronavirus


El pasado 17 de marzo se aprobaba el Real Decreto 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, (ampliado por el Real Decreto 11/2020 de 31 de marzo) entre otras, la moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias de las personas en situación de vulnerabilidad económica. 

Lo primero que nos manifiesta el Real Decreto es que la moratoria se prevé para deuda hipotecaria sobre vivienda habitual, inmuebles afectos a la actividad económica, o sobre inmuebles alquilados en los que se haya dejado de percibir el alquiler desde la entrada en vigor del estado de alarma.

Por otra parte, el deudor debe encontrarse en los supuestos de vulnerabilidad económica tasados en el Real Decreto, aplicándose igualmente estas medidas a fiadores y avalista respecto de su vivienda habitual.

¿Cómo define el Real Decreto la vulnerabilidad económica?

El Real Decreto, define los supuestos de vulnerabilidad económica en 4 puntos, debiendo cumplir todos ellos para poder acogernos a la moratoria.

a) Situación de desempleo del deudor principal, o en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de su facturación de al menos el 40%.